Saltar al contenido
ManualesDeTodo.Net

DNS Changer afectó 4 millones de computadoras en el mundo

Virus DNSchanger

Virus DNSchanger El virus DNSChanger afectó a cuatro millones de computadoras (300, 00 mil de las cuales todavía podrían estar infectadas) en Rusia, China, Estados Unidos y países de América Latina, de acuerdo con la empresa de seguridad Kaspersky.

En un informe preliminar, la compañía detalló que 69,000 equipos en Estados Unidos se vieron afectados por el virus, luego de que los servidores de apoyo de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) fueron apagados anoche.

La región latinoamericana fue una de las más afectadas por el malware (Colombia, México, Perú y Brasil resultaron con el mayor número de computadoras infectadas), el resto de los grandes infectados por el troyano se distribuyó entre Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Canadá, India y Australia.

Se estima que al menos 58 de las 500 mayores empresas mundiales tuvieron una computadora víctima del troyano, según los expertos.

El DNSChanger hace imposible la navegación por Internet al redirigir a los usuarios a sitios de mercadeo, independientemente de la dirección que se presione en la barra de direcciones del navegador. El troyano fue introducido por cibercriminales, seis estonios y un ruso inculpados en noviembre de 2011, bajo la forma precisamente de campañas publicitarias destinadas a desviar a los utilizadores de algunos portales hacia otros.

Además, el troyano hace que las víctimas sean más vulnerables porque bloquea las actualizaciones de sus sistemas antivirus.

Empresas como McAfee lanzaron herramientas para ayudar a los consumidores a detectar si estaban infectados por el troyano DNSChanger y mantenerse conectados después de que los servidores fueran cerrados por la FBI.

HoyAñadir un evento para hoy a las 04:01 GMT (13:01 hora de Argentina) terminó la autorización judicial con que contaba la agencia de seguridad norteamericana para mantener corriendo sus servidores seguros, con los que había reemplazado a los infectados para permitir que los equipos comprometidos se mantuvieran online.

Como consecuencia, el FBI desconectó estas terminales y aquellas PC que se encontraban infectadas quedaron offline, ya que no pueden conectarse a esos servidores dados de baja.

“El principal riesgo para la mayoría de las personas no sería el DNS Changer mismo, sino todo lo que ha podido instalarse” gracias a él, destacó Rod Rasmussen, que dirige Identity Internet, en un artículo publicado el domingo en el portal del Christian Science Monitor.

Aun así, expertos de seguridad afirman que el impacto fue “mínimo”, ya que numerosas computadoras afectadas ya no están en uso.

,