Saltar al contenido
ManualesDeTodo.Net

Manual de Sexualidad, Vida y Salud

Es para mí una enorme satisfacción poder prologar esta excelente obra, tanto por su calidad científica y humana, como por su limpieza y candente actualidad. Adhiero a ella, luego de leerla y analizarla desde las ópticas que me son propias, la de padre, pediatra, docente, y hombre.


Creo que nunca la sociedad se ha enfrentado con¬†tantos y tan graves problemas que jaquean a nuestra¬†juventud. Comparto con A. Cury su razonamiento¬†cuando dice: ‚ÄúNo hay j√≥venes dif√≠ciles, sino una educaci√≥n¬†inadecuada‚ÄĚ. A principio de los a√Īos 90, en una reuni√≥n¬†de Rectores de Universidades Privadas que se celebr√≥ en¬†Mosc√ļ, todos, absolutamente todos, de distintas latitudes¬†e ideolog√≠as, coincidieron en que la educaci√≥n del siglo¬†XX hab√≠a fracasado.

Se había formado a los alumnos técnicamente, pero se había olvidado la parte humana. ¡Qué gran verdad, y además, qué humildad y qué grandeza! Las crisis mundiales son crisis morales. Hoy el mundo, la comunidad internacional toda, se encuentra en una profunda crisis moral.

Todos reclamamos valores, ‚Äúfaltan¬†valores‚ÄĚ decimos y repetimos a quien quiera escucharnos,¬†pero en realidad, lo que realmente falta son virtudes, ya que¬†valor es lo que se declama, pero virtud es lo que se encarna.¬†Yo puedo hablar, por ejemplo, de la solidaridad, ese es el¬†valor, pero la pregunta es: ¬ŅSoy solidario?, esa es la virtud.¬†S√≥lo con hombres y mujeres virtuosos, recuperaremos¬†nuestra querida patria. Tenemos que lograr que nuestros¬†hijos tengan su cabeza y su coraz√≥n borrachos de ideales.

Tenemos que educarlos, (esa es la soluci√≥n), y se educa¬†fundamentalmente con el ejemplo (ese es el problema).¬†‚ÄúEducar, es dar al cuerpo y al alma, toda la ¬†perfecci√≥n¬†y belleza de que son capaces‚ÄĚ, (Plat√≥n. Atenas, 428 a.C.)¬†‚ÄúLa educaci√≥n, es el desenvolvimiento de toda la¬†perfecci√≥n que el hombre lleva en su naturaleza‚ÄĚ (E. Kant,¬†Prusia Oriental, 1724).¬†‚ÄúLa educaci√≥n, es el perfeccionamiento intencional
de las facultades espec√≠ficas humanas‚ÄĚ (V√≠ctor Garc√≠a Hoz,¬†Espa√Īa).

Curiosamente, estos tres notables hombres, uno precristiano, otro agnóstico y otro cristiano, coinciden en su apreciación sobre el tema. La educación es imprescindible para la perfección del ser humano, perfección que implica su realización como persona y su felicidad. Seremos más felices en la medida en que más nos acerquemos al ideal de persona.

Pero esta realización no se da en aislamiento, sino que, por nuestra naturaleza social, se plenifica entre nuestros pares, en el ambiente en que vivimos. Primero en nuestra propia familia, y luego en los distintos ámbitos de nuestra sociedad.

En nuestro caso concreto, ‚Äúperfeccionarlos‚ÄĚ en una¬†sana y bien orientada educaci√≥n sexual, es fundamental y¬†prioritario. Hay quienes alegan que la educaci√≥n afectivasexual¬†les har√≠a perder la inocencia, y esto es falso, pues se¬†confunde inocencia con ignorancia. Inocente es quien carece¬†de maldad, e ignorante es quien desconoce lo que podr√≠a y¬†deber√≠a saber.

 


Refacciones , Descargar Gratis Manual de, Reparar motor carroceria frenos sensores balatas tablero suspension llantas parabrisas asientos volante salpicaderas de nissan tsuru, Precio de nissan tsuru en Venta